MIRÁNDOTE VIDA

martes, 19 de enero de 2016

"Sólo el amor"

Como la canción del maestro Silvio Rodriguez que lo nombra: "Sólo el amor ".

Con ella dejamos esta historia que nos alimenta.



Debes amar,
la arcilla que va en tus manos,
debes amar,
su arena hasta la locura
y si no,
no la emprendas
que será en vano.

Sólo el amor
alumbra lo que perdura,
sólo el amor
convierte en milagro el barro.

Debes amar,
el tiempo de los intentos,
debes amar,
la hora que nunca brilla
y si no
no pretendas tocar lo cierto.

Sólo el amor
engendra la maravilla,
sólo el amor
consigue encender lo muerto. 


Raciel, un niño que rompe los pronósticos médicos

Desde los tres meses y medio de nacido, Raciel Canal Roque fue diagnosticado con un Werdnig Hoffman o Atrofia Muscular Espinal (AME) Infantil Tipo I, enfermedad cuyo pronóstico de vida es limitado.

"A los 6 meses de edad ingresó en el servicio de Terapia Intensiva del Hospital Pediátrico Provincial Docente "Pepe Portilla", con una bronconeumonía grave que lo llevó a la ventilación mecánica, la cual se prolongó por su cuadro neurológico de base", explicó la doctora Sarah Álvarez Reinoso, Especialista de Segundo Grado en Pediatría.

"Los niños afectados con esta enfermedad neuromuscular presentan un deterioro progresivo que puede terminar con la muerte, entre el primer y segundo año de vida, como consecuencia de fallo respiratorio; sin embargo, Racielito ya tiene 11 años de edad", resaltó la pediatra.

Apoyada en un ventilador mecánico domiciliario de fácil manejo, su mamá Victoria Roque Cabrera, se encarga de cuidarlo en el hogar, con la supervisión de los pediatras y otros especialistas de su área de salud.
"Mi niño estuvo en la terapia cuatro años y tres meses, y gracias a ese colectivo del pediátrico él superó esa primera etapa que es la más difícil. Nunca tuvo complicaciones, me dediqué y estoy dedicada a él a tiempo completo", nos revela Roque Cabrera.

"Me enseñaron cómo atenderlo, porque él no respira ni se alimenta por sí mismo; entonces, tengo que aspirarlo, le hago su purecito y se lo paso por la sonda de la gastrostomía con una jeringuilla, así también le suministro los jugos, la leche.

"Él se comunica conmigo, y yo con él, a través de mimos, con una media sonrisita, una mirada activa si desea algo y si está bravito, cierra los ojitos o se pone triste, así nos comunicamos.
"A mis otras dos hijas, sobre todo a la chiquita que es la que vive conmigo, también le he enseñado como hacerlo para el día en que yo no esté.

"Le estoy muy agradecida a todo el personal de terapia del Hospital Pediátrico, a las trabajadoras sociales del Policlínico "Turcius Lima", y a los del Programa Materno Infantil (PAMI), porque gracias a ellos hoy Raciel está vivo.

"A la revolución, por todas sus bondades, porque en otro país, yo hubiera tenido que desconectar a mi niño, por lo costoso de estos tratamientos, sin embargo, aún lo tengo conmigo a pesar de su condición.
"Si depende de mí, de mis cuidados, él llegará a los 120 años de vida".

Historias como la de Raciel y su madre Victoria son ejemplo de resistencia y amor; solo posibles en un país como Cuba, donde la atención médica es gratuita y el ser humano se ubica por encima de cualquier costo material, aquí se pueden rompoer pronósticos como el de este joven.


Tomado de Radio Guamá
www.rguama.icrt.cu
18 de enero de 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada