MIRÁNDOTE VIDA

domingo, 26 de mayo de 2013

Tizzano: "Estamos investigando, podemos llegar a paralizar el AME"

Las investigaciones apuntan a que si bien aún no hay cura sí se podrá detener su avance.

Eduardo Tizzano es médico pediatra y genetista del Servicio de Genética del Hospital de Sant Pau de Barcelona y Jefe de Unidad 705 CIBERER (Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras). Desde su grupo se llevan a cabo trabajos dentro de las enfermedades raras como la Atrofia Muscular Espinal como enfermedad de desarrollo humano, Validación de marcadores biológicos para el estudio y tratamiento.



1. ¿Qué es la Atrofia Muscular Espinal y cómo afecta a los pacientes?
La Atrofia Muscular Espinal es una enfermedad de la médula espinal, como si fuera una especie de poliomielitis infantil pero en lugar de ser infecciosa como la polio es genética. Esta enfermedad se produce por un gen que está ausente en los pacientes (se llama SMN1) y cuyo gen “suplente” por así decirlo (SMN2, que está en todos los pacientes ) es incapaz de producir la cantidad de proteína necesaria para evitar la enfermedad. Entonces aparece en las primeras semanas o meses de vida. Las características de estos pacientes es que tienen una debilidad muscular muy importante que le impide mover los miembros superiores e inferiores y que afecta también a los músculos respiratorios. Como el nombre lo indica, los músculos se atrofian por culpa de la médula espinal.

2. ¿Cuánta población infantil hay afectada?
Actualmente en España hay, aproximadamente, unas mil familias afectadas porque con los años muchos casos han fallecido. La incidencia es 1 de cada 6.000 recién nacidos pero lo más llamativo es que 1 de cada 40 personas de la población general es portador de una versión mala o ausente del gen que puede transmitir a sus hijos.

3. ¿Qué se tiene que dar para que un bebé desarrolle la enfermedad?
Para que la enfermedad se produzca las dos copias del gen SMN1 tienen que estar ausentes o alteradas. Los niños que padecen la Atrofia Muscular Espinal heredan una copia alterada del padre y una alterada de la madre. Hay que tener en cuenta que los padres tienen, además de la copia alterada del gen, una copia buena que les permite no estar afectados por la enfermedad.

4. ¿Cuántos tipos de AME existen?
Existen tres tipos fundamentales. La de tipo 1 es cuando aparece antes de los 6 meses, la afectación es muy grave, la evolución es muy mala y la debilidad es tan importante que hace que la mayoría de las veces haya problemas de tipo infección respiratoria y que el niño no lo pueda soportar. La esperanza de vida es corta (dos o tres años) en la mayoría de ellos.

Luego está la de tipo 2 que aparece después de los seis meses. Estos niños nunca llegan a caminar, siempre están en sillas de ruedas.

Y, por último, está la menos grave que es la del tipo 3 que son los que caminan unos años pero después empiezan con debilidad y pierden la capacidad de caminar.

Las formas tipo 2-3 son crónicas y menos graves que la forma aguda tipo 1. Lo más importante es el seguimiento de las complicaciones como la escoliosis (deformidad de la columna vertebral) y las infecciones respiratorias. La 2 es más grave que la 3 porque los pacientes tienen más debilidad pero con las medidas actuales de fisioterapia y cuidados respiratorios, nutricionales y eventuales cirugías, tienen una evolución bastante satisfactoria.

5. ¿Cómo se detecta y se diagnostica la AME?
La AME se diagnostica porque el bebé o niño tiene debilidad en los músculos, no llega a levantar bien la cabeza, no mueve bien los brazos y ni las piernas. Es como un bebé flojo, los médicos les llaman niños hipotónicos porque el tono muscular está disminuido y hay una debilidad importante.

Cuando se comprueba la debilidad del niño y se sospecha que puede padecer la enfermedad, se le hace una prueba al bebé, un examen neurológico de la fuerza muscular y de la capacidad que tiene el niño para mover los miembros. Le miran los reflejos, sobre todo los del los miembros inferiores con la prueba del martillito. Entonces, si se sospecha la enfermedad se hace una prueba genética y se mira si hay o no ausencia de este gen SMN1. La gravedad dependerá del número de genes SMN2 que tenga cada paciente. Así los casos mas graves tienen una o dos copias y los menos graves de tres a cuatro copias. Pero esta correlación no es absoluta y los pacientes que son excepciones (por ejemplo pocas copias con mejor desarrollo o muchas copias que cursan con gravedad) los estamos investigando.

6. ¿Los pediatras están concienciados de la existencia de esta enfermedad y de la importancia de su diagnostico precoz?
Algunos pediatras sí pero lo cierto es que es una enfermedad que no está muy difundida y, por ello, algunos chicos tienen un retraso en el diagnostico, sobre todo los de tipo dos y tres. Sin embargo, lo cierto es que en el tipo 1 la enfermedad es tan manifiesta que inmediatamente se sospecha, por ello la posibilidad siempre está en los diagnósticos diferenciales. Hay que señalar que la Atrofia Muscular Espinal es una de las enfermedades más frecuentes entre todas las que producen la hipotonía muscular.

7. Una vez detectada la enfermedad, ¿qué deben hacer los padres?
Una vez confirmado el diagnóstico genético, se hace necesario que al paciente lo lleve además del pediatra un equipo multidisciplinar (neurólogos, fisioterapistas, neumólogos, nutricionistas, apoyo psicológico) y que todos ellos en conjunto logren para el paciente una mejor calidad de vida. Para un niño con AME se hace muy importante la fisioterapia y las medidas de rehabilitación, también se trata de llevar una buena nutrición y de cuidados respiratorios importantes. La cirugía de columna en las escoliosis pueden ser de gran ayuda para la mejor evolución del paciente, aunque todo lo que se hace es un tratamiento de sostén pues no hay todavía una cura efectiva.

8. ¿Hay algún tratamiento para la atrofia muscular espinal? ¿Qué se está investigando al respecto?
Como dije antes, en estos momentos no hay ningún tratamiento curativo para ninguna de las tres formas, lo que existe es un tratamiento proactivo de sostén y prevención de complicaciones. Se están investigando muchos medicamentos, terapias de tipo genética, incluso hay algunos ensayos clínicos pero ninguno todavía se ha comprobado eficaz. Tenemos esperanza de que algunos de estos medicamentos o sustancias puedan resultar útiles si no para curar, al menos para detener el proceso de la enfermedad.

En los próximos años tendremos noticias que puedan ser muy importantes al respecto. Lo que pasa es que muchos de estos chicos, sobre todo, los de las formas graves tienen probablemente poca solución por el momento porque no hay ningún tratamiento que este realmente comprobado. Lo digo porque no es un problema que pase en España sino en todo el mundo. Los que investigamos esta enfermedad estamos permanentemente en contacto, nos reunimos dos o tres veces al año, y compartimos mucha información.

Es muy probable que esta enfermedad necesite de un tratamiento combinado de muchas cosas, no de una sola solución, no va a ver un medicamento sino una serie de medidas terapéuticas en protocolos que logren que el paciente detenga el proceso de evolución y más adelante quizás podamos llegar a una combinación curativa.

En el grupo de investigación que dirijo, estamos definiendo cuando empieza la enfermedad durante el desarrollo humano para llegar a actuar lo antes posible. También estudiamos otros factores genéticos, además del gen SMN1 y SMN2, que puedan modificar la evolución de la enfermedad. Finalmente, intentamos probar medicamentos en modelos de neuronas de pacientes a partir de células transformadas de la piel e investigamos las características de esta neuronas para poder tener una mejor idea de lo que pasa en la medula espinal del paciente. Asimismo, las terapias génicas sobre el gen SMN2 (que está presente en los pacientes) y de reemplazo del gen SMN1 (que está ausente) son muy prometedoras y seguramente nos darán buenas noticias en un futuro próximo.

9. ¿Existen suficientes fondos para investigar esta rara enfermedad?
Siempre es importante tener fondos para investigar aunque lo cierto es que la mayoría de ellos se los llevan las investigaciones que se realizan en cáncer, diabetes, Alzheimer y Parkinson por ejemplo. En estas enfermedades raras no se dedica tantos fondos. Sería necesario y conveniente poder disponer de más fondos pues son enfermedades infantiles que afectan muchos niños. Y en el caso de la Atrofia Muscular Infantil son niños muy inteligentes y que pueden ser muy útiles a la sociedad. Solucionar su debilidad muscular sería de gran beneficio para ellos y sus familias.

10. Si la enfermedad es genética y 1 de cada 40 personas es portadora, ¿no debería de haber algún tipo de prueba que se realizara a aquellos que quieran ser padres o a las embarazadas a fin de conocer si son portadores o no del gen defectuoso y evitar así que los casos aumenten?
Se pueden hacer pruebas para detectar si el bebé tiene o no la enfermedad durante el embarazo. Estas pruebas se hacen si los padres ya han tenido algún hijo con la enfermedad. A fin de detectar parejas con riesgo, también se valora la posibilidad de hacer un cribado poblacional para hacer el estudio de si son o no portadores. Es una prevención de tipo primario, identificas a los portadores y le das opciones reproductivas para que no aparezca la enfermedad en la familia.

Es posible que en un futuro exista un tratamiento presintomático, es decir, antes de que los síntomas se manifiesten en las primeras semanas de vida. Esto se llama ventana terapéutica que es el tiempo que tenemos desde que nace hasta que aparece la enfermedad. El estudio genético en cribado neonatal te diría que tiene la enfermedad pero no el tipo que desarrollará, es decir, se sabe que tiene AME pero no si la desarrollará del tipo 1, 2 o 3. Esto sólo se sabe cuando ya hay un caso en la familia y se conoce el tipo de AME. En los demás casos habría que esperar a que desarrolle la enfermedad para saber el tipo.

Lo cierto es que los diagnósticos se deberán hacer mucho más precoces cuando llegue el momento en que descubramos un tipo de medidas terapéuticas o protocolos terapéuticos que ayuden a que la enfermedad se detenga o mejore, no hablo de curar que sería lo ideal, pero al menos detenerla y esto será mas probable cuanto más temprano empecemos a aplicar estos posibles protocolos de tratamiento.







Articulo tomado de: http://www.enmodopadres.com/articulo.asp?id=75&seccion=Salud%20y%20Comer&subseccion=Prevenir