MIRÁNDOTE VIDA

viernes, 24 de octubre de 2014

Simetría

Para Amanda







Las verdades elementales caben en el ala de un colibrí”
José Martí


En ti está mi todo,
tus ojos, tus manos
tus orejas
tu nariz que besa
tus cabellos
        sonrisa delgada que pasea
dando forma sensible
a mi torpe existencia.

La dulzura de tus labios
la fragilidad de tus piernas
la grandeza de tus sueños.
configuran mis vértices,
si falta alguna de tus partes
se rompe la melodía que nos canta,
eres entonces equilibrio, color,
aire puro, palpitaciones,
                                         alquimia.

En ti está mi todo
así de sencillo
como un dibujo de la escuela,
yo apenas
                esa línea invisible
que tu vida moldea,
cada parte de ti me van armando
como un rompecabezas.

Eres el ala que dibuja mis vuelos
la verdad que hace florecer todos mis  desiertos,
canción de nubes
                 como el aleto de los colibríes.

Sin tu latido me diluyo,
eres el mar que ahoga
que me salva del olvido
                cual botella mensajera.

No existe la otra mitad
toda tú eres la parte primera
la salvadora certeza
donde la vida nuestra
en pedazos
se junta, se aviva
                        canta,
                  se encuentra.








Poema de Andrés Castillo

viernes, 29 de agosto de 2014

Celebrar la vida


                                                         Celebrarte Amanda

“La vida es eterna en cinco minutos”
Víctor Jara

A Tibisay por lo inmensurable.


         Amanda tú nos enseñas cada día a celebrar la vida con sus dones, tú nos has enseñado el inmenso valor del despertar, de abrir los ojos y mirar el nuevo día que llega sin demora, agradeciendo la riqueza de abrir los ojos al alba.

         Tú Amanda, nos enseñas el valor de la vida en sus pequeños instantes, en el paso lento que te cuesta, en la palabra pausada que no sale, pero que dice más que millones de voces que aturden.

        Celebrar la vida es sentir tu voz al despertar, es saberte vital desde tu cuarto, es tu abrazo de buenos días incendiando la casa y nuestros huesos.

        Celebrar la vida es mirarte de pie llegando a nuestro beso, es agradecerle a Dios, al Viejo, a Tico, a Magda, a los buenos cómplices,  otro día y otro comienzo contigo en lo certero.

        Celebrar la vida Amanda es verte reír jugando sobre el mar, son tus sueños de niña ingenua, limpia y pura, el ángel que siempre matamos con nuestros malos gestos, con nuestras amarguras, y que tú rescatas sanándonos las alas en tu mundo bueno, en tu cielo inmenso.

         Celebrar la vida es valorar la lágrima que brota, la que nos ahoga por dentro matándonos de vida, anclándonos en tu océano.

         Celebramos ahora la vida Amanda con tu latido, con tu respirar, con tus manos que nos aprietan los miedos echándolos al cesto, la celebramos con los movimientos de tus ojos alumbrándonos la vida, con cada latido de tu corazón, melodía de vida que nos canta.

         Celebramos tu vida, esa que nos das, la vida que nos trajiste cuando creíamos que vivir era un día cualquiera sin ti, sin tu presencia.

         Celebramos la vida Amanda cuando miramos que duermes, cuando sueñas amando los “príncipes y princesas”, “los chicos lindos” que tú nos cuentas y dibujas engrandecidos, los mismos que llegan a buscarte y te roban, yo muero de celos, celebro contigo el amor sagrado que te dan en silencio,  ellos son los aliados de tu risa, de las tristezas y soledades que no comprendemos, que jamás tu cuentas, que nunca sabremos.

        Hoy como hace 15 años Amanda celebramos la vida.


          La celebramos felices y tristes también, con la risa y con el llanto como lo dijo Violeta, la celebramos con tu Sole bonita que tanto te hace vivir, volar y bailar, con Víctor Jara quien nos dio tu nombre, con Sabina y la “Princesa” de los cuentos que nacen en tu mente, distinta e inimaginable.

         Gracias a ellos, a Dios por dejarte con nosotros, que al mirarnos al espejo con nuestro torpe rostro, mendigo del tiempo, sepamos para siempre algo de la vida, la que a ti tanto te cuesta.

         Hoy celebramos la vida como un milagro, como una canción, como un poema, como una mano que apenas aprieta, como el sencillo caminar que torpes ignoramos y que tú valoras como una fiesta inacabable.

         Tu fiesta, esa que baila contigo solitaria y  viva en tu corazón.



      Celebramos la vida Amanda y te celebramos junto a tu beso, regando con él la vida que comienza. En cada segundo, en cada día, en cada año que tu siembras, para que sigas con nosotros, feliz y amada cual tierno girasol alumbrando nuestra existencia.

         Te celebramos hija en cada respirar, en cada paso, en cada dedo que se mueve y nos roza. Gracias por la vida, la que nos das, con la inmensidad de tu vida, la que nos alimenta.

Tu vida que hace nacer la nuestra.


                                  Feliz cumpleaños Amanda. VIDA


Papá.

Madrugada del 30 de agosto de 2014


  • Dejo esta canción que te escribí hace ya cuatro años.

Desbordando el amor

No me alcanzan los ríos
para entregarte el agua
y en riachuelos de vida
bendiciones del alba
no me alcanzan lo mares
los barcos de papel
los peces, las gaviotas
para cuidarte bien.

No me alcanza la luna
para abrazar tu cielo
luciérnagas de vida
ni todos los luceros
no me alcanzan la noches
de abrigos y desvelos
para encontrar la luz
que alumbre tu sendero.

Desbordando el amor
se salva lo pequeño
el frágil aleteo
de la vida y su vuelo
desbordando el amor
al amor llegaremos
como llega un milagro
a salvarnos del miedo.

No me alcanzan los campos
hermosos de mi tierra
labranzas de peonias
sembrados de promesas
no me alcanzan los rezos
de todas las abuelas
para pedirle a Dios
que cuide tus estrellas.

No alcanzan las canciones
los duendes, las guitarras
para que nazca un canto
de eternas esperanzas
no me alcanzan los versos
trocados en futuro
que cambien lo que aterra
por un mundo seguro.

Desbordando el amor
se salva lo pequeño
el frágil aleteo
de la vida y su vuelo
desbordando el amor
al amor llegaremos
como llega un milagro
a salvarnos del miedo.

No alcanzan las historias
de tigres y conejos
ni todas las ovejas
de nuestros sueños viejos
no me alcanzan las rosas
violetas o cayenas
para contarte un cuento
de vida y risas nuevas.

No me alcanza el cantio
de los grillos nocheros
ni el sabio cantoral
de un sapo lagunero
no me alcanza el sonido
fuerte de las chicharras
para poblar tus noches
de tiernas serenatas.

No me alcanza el futuro
las promesas mas fieras
pagadas en los altares
con el alma en hoguera
no me alcanzan las horas
de oraciones eternas
para ponerte a salvo
con todas tus estrellas.

No me alcanza la vida
que es muerte sin tu risa
para entregarla toda
el tiempo se me achica
no me alcanza el amor
los besos, los te quiero
para entregarte Amanda
la vida que te debo.


Letra y Música: Andrés Castillo
Marzo 2011

miércoles, 27 de agosto de 2014

Lanza un tuit de solidaridad y difunde sobre la AME




Es fácil, tan sólo escribe: 


Exigimos más apoyo económico a las investigaciones para la Atrofia Muscular Espinal (AME).





 Para la AME aún no existe cura, hagamos que se conozca.


miércoles, 23 de julio de 2014

Matemática amorosa






1 x 1 = 1 


1 x 2 =  2


1 x 3 =  3


1 x 4 =  4


1 x 5 =  5 


Uno por Amanda = El infinito



Por Andrès Castillo

lunes, 7 de julio de 2014

Juntos




La AME dejaría de ser “rara” si tú la conoces y luchas conmigo exigiendo y promoviendo más apoyo a las investigaciones.

Una cura es posible si la buscamos juntos.